Una tarde de campo

Las familias con niños suelen encontrarse en la situación de no saber qué hacer con ellos cada vez que llega el fin de semana o un día festivo. Solemos recurrir a soluciones caras como cines, boleras, meriendas o parques infantiles (locales con parques cerrados) que nos sacan del apuro, pero ¿son realmente las mejores soluciones?

En primero lugar, no todas las familias pueden permitirse un gasto como éste cada siete días, además que hay que tener en cuenta el número de niños, ya que estas actividades no tienen tarifa plana.

Planes con niños, naturaleza

Por eso, ahora que llega el buen tiempo os proponemos una manera saludable de pasar la tarde con los más pequeños. Seguro que cerca de casa, o a pocos kilómetros en coche contáis con alguna zona verde. Un campo, una pradera, un pequeño bosquecito… Cualquier lugar al aire libre con un poco de naturaleza es un buen sitio para pasar la tarde. Los niños pueden convivir con la naturaleza, ver pequeños animales y descubrir nuevas platas y árboles.

Si además cuenta con un parque infantil será la excusa perfecta para que jueguen con otros niños y brinquen para gastar toda esa energía que llevan en el cuerpo.

Eso sí, no os olvidéis de llevar la merienda. En estos sitios no es habitual la presencia de bares (aunque a veces los hay) así que qué mejor manera de terminar la tarde que con una merienda casera, natural y económica.

Con el sol y el calor, ya no hay escusas para no salir de casa.