Cine en casa

Palomitas de maizEn muchas ocasiones nos obsesionamos con llevar a los niños a algún sitio, en gastar dinero y en que hagan cosas que creemos que les hacen felices. Pero casi siempre, las cosas más sencillas son las que más ilusión pueden hacerles.

Algo tan habitual como ir al cine, puede convertirse en una actividad rutinaria y, sobretodo, cara.

Calculemos:

Entradas adultos: 7€ x 2 = 14€
Entradas niños: 7€ x 2 = 14€
Palomitas + bebidas: 5€  x 4 = 20€
Total: 48€ gastados en no más de dos horas.

¿Y el resto de la tarde? Al final siempre cae algún capricho más, la cena, la merienda, los bolos… Y nos hemos gastado 80€ sin pensarlo.

Por eso os proponemos hacer lo mismo, pero algo diferente: Cine en casa

  1. Alquilad una película familiar, que además podéis elegir con mucha más variedad que en el cine.
  2. Preparad unas palomitas en el microondas y unos refrescos en vaso grande.
  3. Cojines al suelo.
  4. Persianas bajadas.
  5. Luces off.
  6. Volumen un poco más alto de lo normal.

Y… Ya tenemos nuestro cine en casa. Además, podéis invitar a algún amigo para hacerlo más social y que los niños (y los mayores) lo disfruten más aún.

¿Qué otros planes conocéis para adaptarlos al hogar?

Obesidad infantil

Obesidad InfantilEs cierto que cuando vemos a los niños jugando en el patio del colegio o en el parque pensamos “qué vitalidad” y esto puede hacernos pensar que son niños sanos. En muchos casos esto así, pero en otros muchos (más de los que nos gustaría) nuestros niños no están lo sanos que deberían.

Esto podemos verlo con las estadísticas de obesidad infantil de nuestro país que, en los últimos años, ha crecido hasta llegar a valores cercanos al 15%. Este dato resulta alarmante ya que nos sitúa en el tercer país del mundo en obesidad infantil, por detrás tan sólo de EEUU y Reino Unido.

El problema de la obesidad infantil viene determinado, en la mayoría de los casos, por el cambio en los hábitos de nuestros pequeños. Las causas más comunes son:

  • Una mala alimentación con una dieta en la que se excede el consumo de grasas saturadas y en la que faltan alimentos saludables como frutas y verduras. Cada vez más, hemos cambiado la comida casera por snacks, aperitivos fritos y platos precocinados.
  • Una vida sedentaria en la que las horas que antes se pasaban corriendo y haciendo deporte, ahora se emplean en ver la televisión, navegar por Internet o jugar con videoconsolas.
  • El entorno familiar y los horarios de los padres y tutores  hacen que el ritmo de vida de los niños esté cada vez más adaptado al de los adultos, y esto puede provocar trastornos alimentarios en ellos.

Existen algunos programas para concienciar a pequeños y mayores del problema que está creciendo entre nosotros, entre ellos podemos  ver casos tan reconocidos como El Estirón, programa de Antena 3 que ha decidido echar una mano a quienes buscamos la conciencia de una vida más sana.

Regalar juegos educativos

Regalar juguetes educativosSon muchas las personas a las que no les gusta regalar juguetes a los niños. Generalmente este colectivo está formado por los tíos de esos niños, que ven desde fuera cómo son mimados por padres y abuelos y, para no caer en los mismos errores que, desde su punto de vista creen que se están cometiendo, renuncian a regalar los juguetes que todos los niños quieren porque en el cole es lo que se lleva.

Estos juguetes suelen ser las muñecas de última generación, la colección de cromos del mejor superhéroe, las pegatinas de los monstruos más feos de la televisión, el videojuego más sangriento no recomendado ni siquiera para mayores de edad, o los complementos fashion de los cantantes de moda.

Ante tal panorama, la reacción de los tíos (y otras personas que piensan de esta forma) suele ser la de negarse a hacer esos regalos. Pero entonces llega el gran dilema: “¿y qué le regalo?”.

Los niños no suelen valorar la ropa, los utensilios del cole o los regalos útiles como los mayores. Por eso, una opción muy válida es animarse a comprar juguetes, pero de otro tipo: juguetes educativos.

Los juegos educativos no dejan de ser divertidos para los niños y sabemos que con ellos pueden aprender nuevos valores o adquirir nuevas habilidades según la edad para la que estén diseñados.

Algunos de estos juguetes educativos podemos encontrarlos como rompecabezas, puzzles, juguetes electrónicos, manualidades, juegos de memoria, juegos de aprendizaje, instrumentos musicales, material deportivo, libros y cuentos, juegos científicos, animales y naturaleza, oficios, juegos de construcción

¿Conocéis buenos juegos educativos? ¡Compártelos con nosotros!

Hashtag #intercambiodejuguetes

Desde Proyecto Peonza queremos hacer del intercambio de juguetes algo natural, que los niños de hoy en día conozcan esta práctica y que sepan que es posible disfrutar de otros juguetes.

Por eso, creamos hoy el hashtag #intercambiodejuguetes, utilizadlo en las redes sociales para que, aunque los niños no nos lean, sí lo hagan papás, mamás y educadores. Que llegue a cuantos más mejor para fomentar este tipo de actividades en todas las familias.

 

Nace Proyecto Peonza

Marzo de 2012, hace ya tiempo que ando dándole vueltas a la idea de crear algo como esto y por fin, después de varias semanas de trabajo, nace Proyecto Peonza.

He puesto mucha ilusión en este nuevo proyecto, me gusta porque es motivante, porque creo que se puede conseguir algo bueno con él y porque es posible que esto ayude a algunas personas (quizás a muchas).

Espero no perder la ilusión y conseguir que Proyecto Peonza sea un lugar de referencia para todos esos niños, padres y madres que no saben qué hacer con tantos juguetes. Incluso los que nos hacemos mayores podemos rebuscar en el trastero y sacar todo aquello que un día nos hizo disfrutar durante horas, para ayudar a otros niños a pasar horas inolvidables como las que nosotros pasábamos.

Espero que todos podamos disfrutar de este nuevo proyecto que nace ahora con mucha fuerza.